viernes, 27 de enero de 2012

Capitulo 2

                                              Hola, acabo de conocerte y esto es una locura
Pero aquí está mi número para llamarme, tal vez
Es difícil mirar a la derecha en ti cariño
Pero aquí está mi número para llamarme, tal vez
Call me maybe by Carly Rae Jepsen


Tumblr_lz3gtff95v1qd4q01o1_500_large 
 

     Al fin llego el gran momento para Melody. Esa mañana se despertó y estiro sus piernas y sus brazos al mismo tiempo en el cual ambos lados de su boca formaban una sonrisa. Luego de estirarse salto de la cama de un grito de alegría puso Mcfly con un poco de One direction y preparo todo para su gran momento. Desayuno unas tostadas lo mas rápido que pudo y recogió su  cartera con celular, tarjeta de crédito (que por cierto su hermano que vivía en Francia  le regalo), Ipod y auriculares. Se monto a su bici y rápidamente sus pulmones saborearon la dulce frescura del mar.
         Su dirección St. Pepper’s Hospital. Razón, su padre. El padre de Melody el Sr. Morange  estuvo luchando contra el cáncer de pulmón desde hace 5 años. Su padre era compositor y pianista ganaba de sobra para sostener a su familia. Había tenido una vida sano pero de pequeño trabajo en una fabrica para sostener a sus hermanos y el humo de la fabrica trajo consecuencias.
          Llego al hospital y saludo a la enfermera. Que la acompaño hasta un pasillo donde la              llevo hasta la habitación y pudo ver a su padre leyendo el libro que ella le trajo de la               biblioteca.
          - Hey, que bueno que puedo verte antes de irte.- Dijo su padre cerrando el libro y            apoyándolo sobre la mesa.- Todavía no puedo creer que mi niña se va.- le dijo a la enfermera. A Melody se le dibujo una sonrisa en la cara y se sentó en una silla.
          - Tenía que venirte a ver y además.- Dijo revisando su cartera.- Te traje este libro.- Dijo dándole el libro. El silencio domino la habitación.
          -   Gracias. Y yo también te tengo algo.- Recogió una pequeña caja donde saco un                    hermoso collar con un dije y Melody grabado.
- No, Pa no debería,- Y padre no respondió solo lanzo una mirada para que se diera vuelta. Ella lo hizo recogiéndose el pelo.- Ya esta.- Y Melody le dio un abrazo y vio una lágrima de alegría rodar por su mejilla. Su padre la seco.- Melody ya es tiempo de que te vayas. Y recuerda no te rindas, el principio es siempre el mas difícil.
               Melody se despidió y se marcho llego a su casa y su hermana, Cate, y su hijo recién nacido la esperaban. Melody entro la saludo y se fue arriba a buscar a las últimas cosas antes de partir.
-       Ma, ya hay que ir.- Su madre bajo lentamente las escaleras escurriendo las lagrimas de su cara.- Ma, no llores, déjalo para más tarde.-
Subieron al auto y marcharon para el aeropuerto.

                                                        


                                                                      * * *

               John desactivo su despertador. Hoy dos entrevistas, una práctica de esgrima para su nueva película e ir a buscar al maldito extranjero. Se levanto y se fue directo al baño, encendió la ducha fría, ya que según dicen hace la piel más suave.
-       Mierda, esta fría.- Dijo entrando a la ducha. Salió se cambio y se puso unos levis, una remera Ralph Lauren, unas converse con una chaqueta de cuero negra.
-       Quién es ese chico tan HOT! – Dijo mirándose en el espejo acomodando su pelo húmedo.
Bajo, tomo una manzana y las llaves de su auto. Aunque John no tuviera licencia
Todavía, su padre una persona bastante rica (abogado exitoso) arreglo para que él tuviera su licencia antes de que él tuviera 17. Suerte de tener un padre enfermamente inteligente.
               Llego a la entrevista. La primera fue con Jenn, la segunda fue el solo hablando de su nueva película. Luego fue por un Starbucks con Jenn para organizar la otra entrevista.
               Pero John estaba colgado pensando en cómo sería su vida si él nunca hubiera sido famoso. La respuesta, patética. Sería un chico súper popular en la escuela por la cual todas las chicas mueren por tener y el estaría con una chica más grande y la mas HOT de la escuela, en cuanto a su estudio él era muy inteligente de hecho sobresaliente pero no le gustaría admitirlo lo haría muy nerd.

-       Hey, ya enviamos el cohete a la luna.- Dijo Jenn histérica.- Recuerda salimos y hay  paparazzi te das vuelta mirándome y medas un beso apasionado. Ok?- Dijo Jenn.

John asintió le tomo la mano a Jenn, tomo su café y salió pero antes de darle el
Beso apasionado justo cuando estaba por besarla su teléfono sonó provocando que él se asustara tirando su Frappe sobre Jenn. Un grito de dolor salió de la boca de Jenn. John no se resistió pero rio por abajo.

-       Qué esperas! Busca servilletas.- Dijo apuntando dentro del local.

John entro y lo primero que hizo fue llorar de la risa. Los paparazzi seguro tomaron la
Foto de lo enojada que estaba. Trajo las servilletas y limpio un poco su desastre o por lo menos trato.
              
-       Deja, lo empeoras todo.- Gemio le dio un pequeño beso en los labios y se fue enojada. Jamás estuvo tan avergonzada.

Era su madre. Lo llamo para decirle que ya llego el extranjero y tenía que ir a buscarlo.
Se subió al su famosa Range-rover y fue hacia el aeropuerto.
               Dos vidas se estaban por cruzar, dos vidas totalmente diferentes. Es totalmente difícil de explicar como estas dos personas se van a entender y cambiar las vidas de ambos.



                                                            

                                                             * * *


               Melody saludo a su madre con ambas lágrimas en los ojos, a su hermana y a su sobrino. Hizo el check-in. Y todo lo demás espero un poco ya que hubo una tormenta eléctrica pequeña, pero nada grave. Y subió al avión. En el avión se sentó al lado de un señor de alrededor 50 años y al otro lado a un chico de 18 que era bastante lindo. Charlo con ambos. El señor era chelista e iba a visitar a su hija que estudiaba actuación. Y el chico que se llamaba Mike era violinista e iba de gira por América y estaba soltero ventaja para Melody. Se intercambiaron número y Facebook.
               Llego al fin. Y preguntó a donde iba. Porque la compañía de intercambio le dejo elegir el País pero no la ciudad o pueblo. Ella rezó para que fuera el pueblo pero al ver la hermosa ciudad de los Ángeles quedo plasmada. La ciudad donde estrellas empezaron sus carreras como Madonna, Natalie Portman, Ashton Kutcher, Taylor Lautner, etc. Podría ir a conciertos, a la playa a surfear, ir a comprar en Channel, ir a Starbucks. Y aterrizo y bajo su cartera y su libro, El club de los corazones solitarios. Se despidió de sus compañeros de viaje y bajo recogió sus maletas. Y salió a conocer a la familia.
                 << Como serán. Espero que tengan hijos de mi edad. Digo podrían mostrarme la ciudad  >>  Repetía una y otra vez hasta que un chico de alrededor su edad le toco el hombro.

-       Disculpa vienes de intercambio. ¿Cierto?- Dijo el chico, seguido cogió su celular.- ¿Melody Morange?- Dijo y Melody asintió.
-       Si, y tu eres…- Dijo Melody apuntándole.
-       John, trae tus cosas.- Dijo sin mirarla a los ojos
-       ¿Me podrías ayudar?- El negó con la cabeza.- Gracias por tu amabilidad.- dijo sarcásticamente.

Subió las maletas al auto y se monto en el. El auto era grande espacioso, cool y
Rápido. Llegaron a la casa donde dos Golden retrievers, Kika y Ringo, salieron a encontrase de alegría con Melody. Se agacho y los acaricio. Luego se paro y pudo ver la enorme mansión blanca. Ventanales grandes con bordes azules. Y lo único que salió de su boca fue y grito pequeño de alegría. Miro atrás a ver si John la escucho y lo vio sonreír ¡Dios! Que hermosa sonrisa que tenía. Pero al poco tiempo se borro.

-       El baúl está abierto ya puedes sacar tus maletas.- Melody bajo sus pesadas y enormes maleta y vio salir a la madre de John, La Sra. Kingston.
-       John! Ayúdala.- ordeno la Sra. Kingston.
-       Ella puede sola.- Dijo mirando a Melody y entró a la casa.
-       Un gusto soy Margaret Kingston.- dijo extendiendo una mano a Melody.
-       Melody Morange.- dijo extendiendo su mano.
-       Déjame darte una mano.- Dijo tomando una maleta.
-       Oh! No Sra. Kingston yo puedo.- dijo tomando la maleta pero ella no la soltó.
-       No seas tonta, te ayudo.- Dijo llevando la maleta dentro de la casa.

Melody entró y pudo admirar grande candelabro, las escaleras de mármol.

               Y desde ahí se podía ver el living room con vista al mar. En su mente reproducía las fotos de las últimas cosas que ella vio. La Sra. Kingston la condujo a una habitación suite con cama matrimonial y balcón. Un pasillo la condujo a un enorme guardarropa como el de la película diario de una princesa 2, siempre soñó con uno para ella sola. También un baño con jacuzzi.
-       ¿Te gustaría algo para tomar? ¿Coca, Soda, Red Bull? – Preguntó la Sra. Kingston.
Pero ella negó.

       Cuando la Sra. Kingston se fue de la habitación Melody puso Mcfly en el estéreo que la habitación tenia y salto a la cama, bailo y canto un poco pero al poco tiempo se dio cuenta que una chica un poco más pequeña que ella se sumo bailando, las dos siguieron bailando y cantando. Al terminar la canción ambas cayeron al suelo riendo.

-       Melody, un gusto.- Dijo jadeando tratando de coger un poco de aire para sus pulmones.
-       Stacey, al parecer tenemos en común algo.- Dijo soltando una pequeña sonrisa.
-       Amo Mcfly y one direction. - Dijo abriendo mas los ojos.
-       Totalmente amo a Louis.- Dijo entusiasmada.
-       Yo amo a Niall.-

Y así estuvieron durante horas. Hasta la hora de comer. Un Buffet, había sopa,
Sándwiches, lasaña y otras cosas. Pero Melody pensó que si quería ir a surfear debía comer liviano. John no bajo hasta que el postre se acerco. El comió como un cerdo.
Hablaron bastante se llegaron a conocer rápido.

-       Así que te gusta One direction.- Dijo John.
-       Sip.- Respondió mordiendo la manzana que escogió.
-       Ma podríamos comprar las entradas al concierto y la llevamos. Por cierto ¿de dónde vienes?- Dijo Stacey sentándose sobre una banquilla comiendo una banquilla.
-       Australia.- Todos abrieron los ojos y clavaron su mirada en ella haciendo silencio profundo haciendo lo único que se escuchara fuera el molesto ruido de los cubiertos chocando con el plato.
-       G-e-n-i-a-l.- Dijo Stacey pasmada.
-       Disculpen, después ¿les molestaría mostrarme la playa?- Dijo un poco tímida Melody.
-       Yo te la muestro.- Dijeron en coro John y Stacey al mismo tiempo.
-       Los dos te llevaran.- Dijo la Sra. Kingston para no provocar pelea


                              
                                                            
              
                          

3 comentarios:

  1. me enamorado de tu historia, porfis haz el porximo capitulo

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. hola me encanta la historia... porfis entren al mio:
    www.justadreamtome.blogspot.com

    ResponderEliminar